jueves, 29 de enero de 2015

Localización y monitoreo satelital: desde la nube a su empresa

DK Track, eficiencia y rentabilidad asegurada

La semana pasada hablábamos de las ventajas para las empresas que tiene la utilización de lo que llamamos Internet en “La Nube”, ya que permite una serie de herramientas y posibilidades que serían imposibles o hiper difíciles  de poner en funcionamiento, además de excesivamente caras si no dispusiéramos de La Nube.
Un ejemplo de ello es el sistema de Localización y seguimiento satelital que brinda DK Track, una herramienta para la optimización de la logística que desarrolló la empresa local BIT S.A.

¿Para qué sirve?: Dk-Track es un sistema de localización que combina las  tecnologías GSM y GPS, permitiendo en forma sencilla y ágil el monitoreo y localización de vehículos, teléfonos y objetos durante las 24 horas del día, los 365 días del año.
Dk-Track provee información online permitiendo monitorear la flota de móviles de su empresa.
Pone a su disposición en cualquier momento y desde cualquier lugar datos sobre velocidad, rutas utilizadas, tiempos de paradas, kilómetros recorridos; es decir, información para análisis que permitirá optimizar los procesos logísticos.
Dk-Track es una poderosa herramienta para localizar sus vehículos: camiones, cosechadoras, sembradoras, particulares; y también personas, en forma individual o grupal.
Posibilita el contralor y el mejoramiento las condiciones de manejo de los choferes; verificar los tiempos de entrega y ofrecer mejor información y servicios.
Otra de las posibilidades que proporciona es la de maximizar la performance y rentabilidad de
Choferes y vehículos; localizar direcciones y encontrar los móviles más cercanos a su objetivo, otorgando mayor eficiencia a los tiempos empresarios. También nos permite ver el historial y controlar los recorridos a través de reportes que el sistema permite exportar información a Excel.
Esto redunda en un control exhaustivo del correcto uso de vehículos, como así también un correcto registro de cargas, mercaderías y entregas.

Ventajas

En definitiva, se trata de una herramienta de instalación muy simple y costos accesibles por unidad, que importa un marcado e inmediato aumento de rentabilidad, ya que se traduce en un importante ahorro en costos (combustibles, mantenimiento, desgaste de cubiertas, etc.).
Aporta mucho mayor seguridad, ya que podemos conocer exactamente las condiciones de manejo que existen en cada vehículo, los excesos de velocidad (como se describió en el punto anterior sobre combustibles y mantenimiento), como así también reducir costo por multas justamente, por el monitoreo en condiciones de manejo. A esto se debe agregar alertas manuales o automáticas en caso de situaciones de riesgo o problemas con el chofer y/o el vehículo y la carga.
En cuanto a eficiencia de la logística propiamente dicha, mejora el servicio prestado, debido a que permite verificar los tiempos de entrega, rutas utilizadas, etc. Todos elementos de análisis que permiten planificar mejor el funcionamiento de la empresa.
Todas estas posibilidades que brinda Dk Track son accesibles económicamente por lo que es hoy casi imprescindible para empresas que busquen mayor rentabilidad, eficiencia y performance en su sector. Para mayor información: http://www.dktrack.com ó  54-353-4535008.


martes, 6 de enero de 2015

Internet en la nube: ¿de qué hablamos?

En la presentación del suplemento económico de la semana anterior, explicamos qué es y a dónde nos está llevando la tecnología móvil. Este concepto está íntimamente ligado a los que es Internet en la Nube, o simplemente, La Nube.
Para poder entender de qué hablamos cuando mencionamos estos conceptos, debemos preguntarnos: ¿Qué es la nube, para qué sirve y cuáles son los servicios que a los que se puede acceder a través de estas nuevas herramientas tecnológicas?.
Podríamos decir que se trata de la nueva apuesta de las empresas tecnológicas y está en todos lados. Técnicamente la nube, que viene del inglés Cloud Computing, es el nombre que se le dio al procesamiento y almacenamiento masivo de datos en servidores que alojen la información del usuario. Esto no significa ni más ni menos que hay servicios, algunos gratuitos y otros pagos, que guardarán tanto tus archivos como información en Internet.
La idea detrás de todo esto nace en el acceso instantáneo y en todo momento a los datos, estemos donde estemos y a través tanto de dispositivos móviles (teléfonos inteligentes, tablets, etc.), como así también de computadoras de escritorio, netbooks o notebooks. 
Tal vez lo más importante es que la nube no fue creada para personas expertas en tecnología, sino para el usuario final que quiere solucionar las cosas de manera rápida y simple. Por ese motivo la mayoría de los servicios que hacen uso de esta tecnología son de lo más fáciles de usar.  
Muchas veces y aún sin saberlo, estamos utilizando la nube. Uno de los ejemplos más claros es el correo electrónico a través de tu navegador. Cuando accedemos a nuestra cuenta de e-mail (Hotmail o Gmail, por ejemplo) tenemos a nuestra disposición la información en Internet a la que accedemos de manera rápida. Lo único que hay que hacer es ingresar a un sitio web y poner una clave: allí tenemos todos los correos, contactos y archivos adjuntos alojados en servidores de las diferentes empresas. 
Pero el acceso desde cualquier lugar y en cualquier momento no es la única ventaja de la nube. Este paradigma también permite aprovechar mejor los recursos de la PC. Picasa, que es un servicio para alojar imágenes, permite editar las capturas a través de Internet (darle brillo, rotarlas, cortarlas, etc.), sin necesidad de tener ningún software alojado en la computadora. De esta forma, el esfuerzo de procesamiento se aloja en los servidores de Google y no en nuestra PC. 
En la nube encontramos servicios como Dropbox; Google Docs; Picasa-Flickr y otros más.
En definitiva, la nube es una tecnología que surgió hace tiempo y cada vez más personas comenzaron utilizarla para realizar trabajos y guardar su información en Internet y no correr el riesgo de perderla. 
Para ello se utilizan servidores desde Internet encargados de atender las peticiones en cualquier momento. Sirven a sus usuarios desde varios proveedores de alojamiento repartidos frecuentemente por todo el mundo. Esta medida reduce los costos, garantiza un mejor tiempo de actividad y que los sitios web sean invulnerables a los hackers, a los gobiernos locales y a sus redadas policiales.


"Cloud computing" es un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio y tecnología, que permite incluso al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y responder con ellos a las necesidades de su negocio, de forma flexible y adaptativa, en caso de demandas no previsibles o de picos de trabajo, pagando únicamente por el consumo efectuado, o incluso gratuitamente en caso de proveedores que se financian mediante publicidad o de organizaciones sin ánimo de lucro.